Show simple item record

dc.contributores-ES
dc.creatorBecerra Reyes, P. Vicente
dc.date2013-06-30
dc.identifierhttps://revistas.usantotomas.edu.co/index.php/viei/article/view/840
dc.descriptionPRESENTACION DE LA EDICIÓN - REVISTA VIA INVENIENDI ET IUDICANDI  Vol 8 – 1 No. 15 Enero – junio de 2013. Un cordial y respetuoso saludo a todos nuestros lectores, quiero comenzar haciendo una referencia al lema de la universidad el cual reza “Facientes Veritatem”, que puede traducirse en buscadores, constructores, artesanos de la verdad. Para nosotros como universidad esto no es un mero lema, trasciende a la esfera del compromiso en cuanto a la educación  a nivel universitario, pensando en serio los aportes que desde la academia podemos hacer al país. Lo anterior lo hemos tomado como nuestra razón de ser, que da sentido a la existencia de la universidad Santo Tomás y se vivencia en todos los que hacemos parte de esta gran familia y comunidad. Ahora bien, este lema, no es solo para quienes permanecemos dentro del claustro universitario; es para todos aquellos que de alguna manera han hecho parte de esta institución y lo afirmamos por medio de nuestras acciones que son muestra del compromiso; todos aquellos que van a leer esta revista de una u otra manera comparten con nosotros este adeudo y exigen una gran responsabilidad en nuestros procesos investigativos, para considerarlos criterios de autoridad en la construcción del conocimiento.  Estos saberes que en estos tiempos son fáciles de difundir nos permiten hacer presencia activa en la construcción social, en los hogares y por qué no decirlo en  el crecimiento personal. La Universidad Santo Tomás, les da a ustedes por medio de esta revista una muestra con la que buscamos cumplir con este compromiso en la constante e inagotable “búsqueda de la verdad”, porque esta pesquisa debe convertirse en un afán y una fortaleza laboral. Somos muy conscientes del compromiso tan serio que esto implica, no podemos olvidarlo en ningún momento; por esta razón, buscamos que nuestros docentes y estudiantes lleven en sus almas impresa un compromiso, un mandato que les obliga aún más ante sus semejantes, y es el lema universitario, al que he hecho alusión iniciando esta presentación. Apreciados lectores los invito a ser muy cuidadosos en el análisis de los artículos acá reseñados, a tomar una postura crítica propia de las comunidades académicas y científicas, tan sólo de esta manera los niveles de exigencia serán cada vez mayores y nos acercaremos un poco más al cumplimiento pleno de nuestra misión. Esta actitud es la que esperamos de un lector crítico que asume una postura profesional en su proceso constante de formación. Debo agregar que para nuestra universidad el aprendizaje  no se reduce tan solo a recibir unos cúmulos actualizados de saberes; pretendemos que éstos  trasciendan  y se conviertan en elementos que permitan un desempeño ágil, fluido y profesional; obligando desde lo más íntimo  la consciencia  a obrar de manera diferente, con honestidad, honradez, con intelectualidad.  Aspectos que sellan el actuar de todos aquellos miembros de esta comunidad educativa-investigativa. Sí,  es fácil aprender, decir o leer el lema universitario; pero de verdad no lo es tanto el cumplirlo, el ponerlo por obra, hacer de él lo que la universidad ha querido, una fuente de inspiración, fórmula de un proceder, una impronta para la vida. Es la marca que se lleva en el alma,  que es invisible, que no se ve, pero que se percibe profundamente en el actuar, en la relación íntima con la persona, que no se puede en ningún momento dejar de obedecer so pena de sentirse señalado, observado desde todos los puntos cardinales, que no se permite, cuando se le desconoce tener la conciencia tranquila. Entendemos que la verdad no es una simple tesis de carácter filosófico o teológico intelectual, no, eso no es factible; se trata de algo mucho más profundo, es un compromiso que encierra una amplitud mucho más humana, más social; involucra todo el que hacer del hombre, podría decirse que ilumina el obrar de quien ha aceptado el reto de buscarla.   Hacer (facientes) la Verdad, es poder mirar la cara del otro, es permitir que le miren a los ojos, pues no se tiene nada que ocultar o qué esconder, es ante todo un compromiso con uno mismo y con la propia conciencia a quien en ningún momento podremos engañar. La VERDAD (Veritas), lo sabemos de memoria, es la que nos hace libres, quien nos permite llegar a una plena realización como personas; en nuestro caso presentando esta revista como  muestra de responsabilidad en la construcción de un Derecho más justo, más humano, más pertinente. Padre VICENTE BECERRA REYES, O.P.Decano de la División de Ciencias Jurídicas y PolíticasUniversidad Santo Tomás, Sede Bogotá es-ES
dc.publisherUniversity Santo Tomás, Bogotáes-ES
dc.sourceVia Inveniendi Et Iudicandi; Vol. 8, Núm. 1 (2013); 1-5en-US
dc.sourceVia Inveniendi Et Iudicandi; Vol. 8, Núm. 1 (2013); 1-5es-ES
dc.source1909-0528
dc.source1909-0528
dc.subjectes-ES
dc.subjectes-ES
dc.subjectes-ES
dc.titlePresentación Vol 8 Num 1es-ES
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/article
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/publishedVersion
dc.typees-ES
dc.typees-ES


Files in this item

FilesSizeFormatView

There are no files associated with this item.

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record